• The Green Flow Master

Ni un paso atrás en la lucha contra el plástico

Si bien es verdad que actualmente el plástico es indispensable en algunos aspectos de nuestras vidas en cuanto a contención de enfermedades e higiene, no hay que olvidar que hasta poco antes de la crisis del Covid-19 la mayor parte de los países desarrollados estaban plenamente concienciados con su reducción .


Hasta la llegada de la pandemia de Covid-19, el 2021 parecía ser un año crucial en la lucha contra el empleo abusivo del plástico. Sobre todo para los de un solo uso, que deberían estar prohibidos en la Unión Europea a partir del año que viene.

Asimismo, el 6 de marzo de este año, España se sumaba al Pacto Europeo de los Plásticos, una iniciativa con el objetivo de reducir su uso innecesario.






Sabemos que por el momento no es posible combatir esta pandemia sin el uso del plástico, pero desde The Green Flow queremos llamar a no relajarnos en lo que a responsabilidad individual se refiere , en cuanto a los plásticos de un solo uso, envoltorios de alimentos, vajillas desechables, envases etc...

Recordemos que las herramientas más efectivas contra el Covid-19 son la higiene de manos y la distancia social.

La pandemia de Covid-19 también ha aumentado el consumo de otros plásticos desechables como bolsas, botellas de agua, recipientes para enviar comida a domicilio o embalajes del comercio por internet. Un informe de Ecoembes señala que desde el inicio del estado de alarma se ha incrementado un 15 % la recogida de material en los contenedores amarillos. Este aumento se debe a un mayor consumo dentro de los hogares como consecuencia del confinamiento de la población.


Es cierto que por motivos de higiene y salud no es factible prohibir el uso de plásticos de un solo uso mientras dure la emergencia sanitaria. Pero es muy importante evitar que, una vez resuelta la crisis, se produzca un mayor problema ambiental. No hay que olvidar que la problemática de la contaminación por plásticos seguirá aún presente.


Urge el desarrollo de materiales alternativos a los plásticos más biodegradables y más reciclables, así como el avance en el diseño de nuevos aditivos químicos que sean menos contaminantes. Si a día de hoy dispusiéramos de estas soluciones, el actual incremento del uso de material plástico no estaría afectando tan negativamente al medio ambiente.

10 vistas